Reglas para el diseño de hoteles operacionalmente eficientes

Invertir en elementos de superficie dura, que permiten actualizaciones rápidas de productos flexibles, es siempre una buena idea. Podemos cambiar los estallidos de colores y otras características con las renovaciones de productos, asegura dario roustayan. Esta estrategia es buena para los inversionistas a largo plazo que esperan obtener ingresos regulares de una propiedad cuando apuestan por la creación de un hotel.

La limitación de los bienes caseros en una habitación también puede reducir el tiempo entre las renovaciones de productos blandos. Es más barato para el propietario, y es mejor para la longevidad».

Piensa con multipropósitos

A medida que los hoteles de servicio selecto invierten más en espacios públicos comunales, las zonas de usos múltiples son cada vez más valiosas, especialmente cuando se trabaja dentro de un espacio limitado. Una mesa comunal puede ser una barra de desayuno o una mesa de cena por la noche.

Los muebles móviles pueden ser útiles para propiedades de servicio selecto. Los buffets de la barra de desayuno son excelentes en los momentos de gran volumen, pero en los días de temporadas bajas no son muy eficientes. ¿Cómo se crea un buffet para que tenga diferentes usos?, la barra de desayuno puede “desaparecer” cuando no está en uso, liberando espacio para otras necesidades.

Piensa en Minimalismo y tecnología

A medida que los bienes raíces se vuelven cada vez más valiosos, las habitaciones se hacen más pequeñas, lo que presenta un desafío y una oportunidad para los diseñadores. Todo es elegante; no hay muebles extraños. La habitación es como un lienzo en blanco. Puedes personalizar el espacio.

A medida que los avances tecnológicos se vuelven más baratos, los proveedores pueden producir mejor lo básico. Mientras que los hoteles programan renovaciones por cada seis u ocho años, la mayoría de los dispositivos tecnológicos se actualizan cada seis u ocho meses, lo que hace que cualquier instalación en la habitación quede obsoleta dentro de un año. La vida útil de una habitación es en años, pero la tecnología en meses. No se puede mantener el ritmo. La solución es diseñar la sala para que sea compatible con los dispositivos de un huésped en lugar de incorporar cualquier dispositivo que no sea útil en unos pocos años.

En última instancia, el hotel del futuro distinguirá la experiencia del cliente a través de la tecnología, recordando las preferencias de cada huésped a través de los programas de lealtad. Tan pronto como un perfil se adapta a una habitación, la temperatura, las estaciones de TV y la iluminación se transformarán en especificaciones individuales al instante, todo sin que el huésped tenga que ajustar nada.

Piensa de forma Individual

Con los huéspedes, especialmente los millennials, que exigen autenticidad en sus hoteles, las empresas y los diseñadores necesitan encontrar maneras de mantener un sentido de ubicación en el diseño de cada propiedad. Esa sensación de ubicación podría reflejarse en la comida del establecimiento o en el arte de la habitación. El crecimiento de marcas blandas ha facilitado la autenticidad y la localidad.

Como los hoteles de marca compiten con Airbnb en los mercados más demandados, la flexibilidad en los estándares de marca es vital. Afortunadamente, la mayoría de las empresas han aprendido esto y las «marcas duras» están ofreciendo más libertad a medida que se mueven en mercados valiosos. Hay un deseo de todos los grupos demográficos de que quieran una experiencia única de cada propiedad. El hotel debe ser relevante a nivel local, y no debe verse como el último. En el pasado, todo era igual. Ahora no lo es